Eric Gonzalez: Un enfoque innovador de la seguridad y la justicia

Acting Brooklyn District Attorney Eric Gonzalez

"Creo que la seguridad pública y la reducción del encarcelamiento no son incompatibles. Teniendo en cuenta las consecuencias para toda la vida que tienen los antecedentes policiales y delictivos, creo que tengo la obligación moral de encontrar maneras de enviar menos personas a la cárcel y a prisión, siempre que pueda hacerlo sin comprometer la seguridad de nuestras comunidades. Ken Thompson y yo comenzamos una serie de iniciativas que yo he continuado, y que han logrado que en los últimos años en Brooklyn se enviara a menos personas a la cárcel o a prisión, al mismo tiempo que en todo el condado y en nuestras comunidades siguen disminuyendo los delitos violentos y tenemos más seguridad de la que hemos tenido en años".

Bajo la conducción de Ken Thompson y Eric Gonzalez, la Fiscalía del Distrito de Brooklyn dejó de procesar casos de posesión de marihuana de bajo nivel.

Eric González fue quien diseñó la política que puso fin al procesamiento de la mayoría de los casos de posesión de marihuana de bajo nivel en Brooklyn. Mientras que los niveles de consumo de marihuana de los blancos, negros y latinos son prácticamente iguales, la abrumadora mayoría de las personas arrestadas por delitos o faltas leves relacionadas con esa droga -más del 90 %- eran jóvenes de color. En su mayoría, esas personas no tenían antecedentes penales, y para muchos jóvenes, un arresto por marihuana constituía la "puerta de entrada" al sistema de justicia penal. Este cambio de política no gozó de popularidad en algunos sectores, pero en lugar de mantener esa situación de injusticia, el Fiscal de Distrito Ken Thompson y Eric González decidieron actuar por cuenta propia para que el sistema de justicia de Brooklyn fuera más justo. Poco después, toda la Ciudad de Nueva York siguió el ejemplo de Brooklyn y modificó la manera en que la policía procesa esos casos.

Entre 2013 y 2016, el número de personas detenidas en Brooklyn por simple posesión de marihuana disminuyó en un 70%. Y el año pasado, menos de 100 personas fueron declaradas culpables de ese cargo.

Bajo la dirección de Ken Thompson y Eric Gonzalez, la Fiscalía del Distrito de Brooklyn creó una Unidad de Revisión de Convicciones que se ha convertido en un modelo para todo el país

Una de las primeras medidas que tomó Ken Thompson como Fiscal de Distrito en 2014 fue la creación de una Unidad de Revisión de Convicciones, con la misión de reabrir aquellos casos en los que existieran posibilidades de que el acusado hubiera sido condenado injustamente. El Fiscal de Distrito encargó a Eric González la creación de esa Unidad, que hasta la fecha ha anulado 22 condenas injustificadas, y tiene bajo revisión otro centenar de casos.

Bajo la dirección de Ken Thompson y Eric González, la Oficina del Fiscal del Distrito de Brooklyn hizo posible que las personas con citaciones judiciales pendientes pudieran resolver sus casos en una corte basada en la comunidad.

En los cinco condados de la ciudad hay alrededor de 1,5 millones de citaciones judiciales pendientes, y éstas se deben a falta de pago de multas por infracciones de menor importancia, como beber alcohol en público o permanecer en un parque después de la hora de cierre. Pero por leve que haya sido la falta, si alguien es atrapado con una orden judicial pendiente se le arresta de inmediato. Y en el caso de algunos inmigrantes, una orden de arresto pendiente puede significar la deportación.

Ken Thompson y Eric González diseñaron un programa llamado Begin Again, mediante el cual las personas con citaciones judiciales pendientes pueden dirigirse a determinados locales en sus comunidades (como varias iglesias de Brooklyn que han ofrecido sus santuarios a Begin Again) y gestionar la anulación de las citaciones y la resolución de los casos pendientes.

En los eventos de Begin Again, los abogados de la organización de ayuda jurídica Legal Aid ofrecen asesoría, incluso sobre asuntos no relacionados con la orden, mientras que los miembros de la comunidad también pueden recibir ayuda del personal de programas de servicios sociales gubernamentales o basados n la comunidad, como los que brindan la capacitación laboral o cursos de Inglés como Segundo Idioma (ESL). Hasta ahora, varios miles de personas han logrado la anulación o resolución de antiguas órdenes de arresto y de sus correspondientes casos. De esa manera, se ha fortalecido la confianza entre la comunidad y la policía. El programa Begin Again es ahora emulado en otros condados de la ciudad.

En abril de 2017, el Fiscal Interino de Distrito Eric González anunció una nueva política para evitar que los inmigrantes sean deportados injustamente debido a condenas por delitos leves.

Brooklyn es uno de los condados más diversos de la nación; más de un tercio de sus residentes son inmigrantes y en la mitad de los hogares del condado se habla algún idioma distinto del inglés. El gobierno nacional ha generado un clima de temor en las familias y comunidades inmigrantes, y la Oficina del Fiscal del Distrito de Brooklyn hace lo posible para que nuestros vecinos inmigrantes no vivan en un estado de constante ansiedad.

Eric González creó una Unidad de Inmigración -la primera en su índole en la ciudad- para gestionar los casos que involucren inmigrantes, y ha contratado abogados especializados en inmigración a tiempo completo para garantizar que los casos de faltas leves no reciban castigos excesivamente severos, como deportaciones u otras medidas inmigratorias negativas.

Acting Brooklyn District Attorney Eric Gonzalez

Pese a que el objetivo principal de esta política consiste en ayudar a los inmigrantes, todos estaremos más seguros, porque de esta manera las y los inmigrantes que sean testigos de crímenes o víctimas de delitos, como los de violencia doméstica, se sentirán suficientemente seguros para denunciarlos.

En abril de 2017, el Fiscal Interino de Distrito Eric González anunció una nueva política orientada a reducir el número de personas encarceladas por delitos menores debido a que no podían pagar la fianza.

Tres de cada cuatro personas alojadas en las cárceles de la Ciudad de Nueva York están a la espera de juicio y no han sido condenadas por ningún delito. Sin embargo, continúan presas porque no pueden pagar sus fianzas. El 90% de esas personas son negros o latinos.

Mediante una nueva política instituida por Eric González en la Oficina del Fiscal del Distrito de Brooklyn, los fiscales no fijan fianza en la mayoría de los casos de delitos menores. Esta política no se aplica en determinados casos, como los de los acusados que están en libertad condicional (parole) o que tienen antecedentes recientes de violencia. Pero en la gran mayoría de los casos de delitos menores, la Oficina del Fiscal de Distrito autoriza que la persona permanezca libre mientras su caso esté pendiente.

En el verano de 2016, Eric González estableció una innovadora Corte de Adultos Jóvenes.

La Corte de Adultos Jóvenes instituida por Eric Gonzalez en Brooklyn es uno de los dos únicos tribunales de este tipo del país (el otro funciona en San Francisco). Esta corte se ocupa de casos de adultos jóvenes de hasta 24 años, que son demasiado grandes para recibir trato como si fueran menores, pero que, según las investigaciones neurológicas, en algunos aspectos importantes tienen comportamientos y juicios juveniles. Estos jóvenes tienen que responsabilizarse por sus actos, pero no deben ser tratados por el sistema de justicia penal de manera tan severa que entren en un ciclo de acciones sujetas a la justicia penal y que arruinen sus vidas debido a las malas decisiones que tomaron cuando eran muy jóvenes.

La Corte de Jóvenes Adultos ofrece a estos jóvenes programas alternativos, servicios y, lo que es más importante, atención. Si así lo desean, el personal de la Oficina mantiene su compromiso con ellos incluso después de la resolución de sus casos. Eric cree que es posible marcar una diferencia importante en las vidas de los jóvenes desde el principio, y que podemos reducir el número de jóvenes en nuestro sistema de justicia penal y lograr que nuestras comunidades sean más seguras.